RETRODEZCAN

Este imperativo es del todo incorrecto pero me resulta más contundente que el original RETROCEDAN. Por lo tanto, si la Real Academia de la Lengua Española me lo permite, desde hoy en adelante haré uso exclusivo de él.
Con RETRODEZCAN pretendo dar a conocer parte de mi obra pictórica, escultórica, fotográfica y, en menor proporción, literaria y, a la vez, mantener una corriente de opinión sobre los acontecimientos de naturaleza artística de hoy día.
Espero que tomeis la sabia decisión de manteneros a una distancia prudencial de mis opiniones aquí vertidas que no siempre tienen por que ser del agrado de la mayoría; ¿o, sí?

jueves, 21 de septiembre de 2017

DESHEREDADOS

video


Visión fotográfica de carácter social

miércoles, 20 de septiembre de 2017

POLÍTICOS ESPAÑOLES (CARICATURAS)

video


Video con música de Monteverdi. Caricaturas de políticos españoles hechas a lo largo de este último año.
Lápiz sobre papel ordinario. Espero que, por lo menos, sonrían.
Saludos. Zoilo

martes, 19 de septiembre de 2017

ÍÑIGO ERREJÓN de PODEMOS


PABLO IGLESIAS Y ANA GABRIEL



lunes, 18 de septiembre de 2017

ANA GABRIEL, de la CUP


CANDIDATURA D´UNITAT POPULAR

NUEVO MOISÉS

¡Algo flota sobre el agua!  -susurró el marino de agua dulce a su esposa mientras, inclinado sobre la amura de estribor, trataba de escudriñar entre la niebla que se extendía sobre el lecho del río el móvil de su asombro.

Se trataba de una urna de metacrilato deslizándose perezosamente sobre la superficie del agua. El marino viró a babor cerrándole el paso y la urna se detuvo entorpecida por el casco de la ligera embarcación. Valiéndose de un bichero, el marino la izó a bordo depositándola en el fondo de la nave, sobre las cuadernas. Efectivamente, se trataba de una urna de metacrilato  en cuyo interior habían depositado un número aproximado de unos cien sobres blancos que ocupaban la mitad de su volumen.

¡Claro, hoy es dos de Octubre! –exclamó la mujer sorprendida-.

Aquellos charnegos que llevaban ya una semana navegando rio abajo desde el Pirineo habían sido sorprendidos por este nada insólito acontecimiento rural pero que, al parecer, sí que ponía en entredicho la validez  que hubiera tenido el derecho a decidir el día anterior, mientras ellos surcaban el rio en dirección a su desembocadura en el Mediterráneo. 

Momentos antes de que la Guardia Civil, a fin de requisar las urnas, hiciera acto de presencia en el lugar elegido para las votaciones, casi todos los habitantes de aquel pueblo pirenaico ya habían ejercido su derecho al voto sin llegar a imaginar siquiera que un vocal, a espaldas de la Benemérita y con el único propósito de que quedara constancia del sufragio, se aventurara a apropiarse de una de las urnas y depositarla mansamente en el lecho del río para que la corriente la alejara lo suficiente del lugar.

Aquel nuevo Moisés en forma de papeletas ocultas en el interior de sobres blancos, viajando no en el interior de una cesta cubierta de brea sino en un impermeable cubo de metacrilato y que a pesar de su estrecha abertura en la parte superior se mantendría siempre seco y a salvo, sería encontrado un día más tarde por una humilde pareja de charnegos que a bordo de su sencilla embarcación efectuarían el recuento de votos con la esperanza de un triunfo que permitiera al nuevo Moisés guiar a su pueblo hacia la anhelada independencia.

El matrimonio desprecintó cuidadosamente la urna y comenzaron el recuento de votos. El resultado fue el siguiente:

VOTOSEMITIDOS: 115
VOTOS A FAVOR: 110
VOTOS EN CONTRA: 3
VOTOS NULOS: 2

viernes, 15 de septiembre de 2017

TANTO MONTA-MONTA TANTO (JUNQUERAS & PUIGDEMONT)

Pese a la indignación que las voluntades de Puigdemont y Junqueras, respectivamente, despiertan en un determinado sector de la población catalana que si admite el derecho que tendrían a decidir en unas hipotéticas votaciones aunque no obligados necesariamente por ello a admitir la independencia a ultranza de Cataluña, otro sector tan numeroso o más, si cabe, que el primero opina que,-si bien el tándem utilizado por estos independentistas para alcanzar su tan ansiado propósito, -llámese también Puigdemont-Junqueras-, tampoco resulta el más apropiado a criterio de algunos, sí parece más que evidente que el fin justificaría los medios utilizados hasta el momento y eso es lo que realmente les importa.

Bien es verdad que todas y cada una de estas voluntades colisionan frontalmente contra el inamovible artículo 155 de la Constitución española enfrentándolo con cierta violencia dialéctica a la interpretación que una mayoría de catalanes hace de su propia constitución. Por eso, tanto Puigdemont, Presidente de la Generalitat de Catalunya como Junqueras, presidente de Esquerra Republicana de Catalunya, han sido erigidos, como adalides visibles cuando no responsables, de una voluntad popular atávica, enquistada en lo más profundo del sentimiento soberanista tanto tiempo esperado y ahora del todo aprovechado.

Voluntariamente no creo que haya marcha atrás. El tándem Junqueras-Puigdemont se ha precipitado de tal forma por esa pendiente separatista que a medida que pasan los días, su velocidad se tornará cada vez más exorbitada y el peligro de una gran colisión sin precedentes podría causar un atropello mortal de necesidad.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

EL JABALÍ

La mayoría de las veces, los artistas nos sentimos sumamente atraídos por acusados rasgos físicos de la personalidad humana que, por una u otra razón, llaman poderosamente nuestra atención. Es más, consideramos que determinada estética no se ajusta del todo a ese canon de belleza que también exige como respuesta una ética y una moral debidamente aparejadas. Tal es el caso del presidente de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras.

Pese a sus kilos de más y a esa forma tan extraña de mirar, su manifiesta habilidad como político ha quedado debidamente demostrada en Cataluña, sobre todo, entre los miles de habitantes que abogan por una Independencia sin condiciones. Pero para ese otro numeroso porcentaje de catalanes en contra de tal independencia, Junqueras es conocido por el sobrenombre de porc senglar (en castellano, jabalí), precisamente por esa rara ubicación de sus ojos en el rostro además de su considerable peso y quién sabe si, también, por su domesticada aunque aparente peligrosidad. Sea como fuere, un determinado físico casi siempre es considerado por el ideal clásico artístico para jugar un determinado rol en la temática a representar por el artista tanto en el lienzo, como en el papel, la piedra o la arcilla, según convenga. De modo que, también, el Sr. Junqueras sería debidamente asociado en el séptimo arte como el  más malo de la película.

Junqueras no lo ha tenido nada fácil en política porque él siempre ha sido consciente de que con un físico como el suyo sería mucho más difícil convencer  a otros de sus auténticos propósitos políticos, haciéndolos pasar por nobles y, sin embargo, su contribución en el proceso soberanista catalán, a mi juicio, ha llegado a pesar mucho más que la del President Puigdemont y no precisamente porque sea más pesado en quilos que su colega sino porque su estrategia y supuesta demagogia política ha calado mucho más honda entre el numeroso electorado independentista y cogiendo por sorpresa al Gobierno de Mariano Rajoy.

Mi modesta contribución a la historia del arte popular catalán ha consistido en este dibujo a lápiz de Oriol Junqueras coronado con el ramo de flores regalado a mi mujer en el día de su feliz cumpleaños.


martes, 12 de septiembre de 2017

ORIOL JUNQUERAS i VIES


PRESIDENTE DE ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUNYA

También conocido popularmente con el sobrenombre de PORC SENGLAR (en castellano, JABALÍ)


lunes, 11 de septiembre de 2017

SERIAS DUDAS

Todo lo ocurrido últimamente en el Parlament de Catalunya en relación a la tan anhelada creación de una  república catalana prevista por Junqueras y Puigdemont, presumiblemente  independiente del Estado español en un futuro próximo y con el soporte añadido de los votos a considerar en las probables urnas y apoyados por un posible aunque todavía dudoso resultado mayoritario de miles de ciudadanos afiliados a los distintos partidos, tanto independentistas como no, debo confesar que el formato precipitadamente elegido por sus representantes electos  para alcanzar  tal emancipación del Reino de España, ha acabado desbordándome del todo. Me he sentido desbordado, sobre todo, por las formas arbitrarias planteadas por la mayoría soberanista en la Cámara catalana y por el más absoluto menosprecio demostrado sobradamente por los independentistas JUNTS PEL SÍ (Jxsí), y la CUP, al derecho, no sólo de participación sino, además, de opinión de la minoritaria oposición parlamentaria y que tan pocas oportunidades  han tenido de  pronunciarse y argumentar en contra de las conclusiones de la Mesa para configurar estructuras de estado a lo largo de las distintas sesiones en el Parlament y dar a conocer con sus opiniones sus también lícitos planteamientos de acuerdo a las distintas interpretaciones que éstos hacían de los aparentes controvertidos y discutibles artículos que establece la Constitución española  respecto a las recomendaciones sobre el derecho a decidir.

Bien es verdad que, -a mi modesto criterio-, habría que distinguir, históricamente hablando, entre movimiento “separatista” y movimiento “independentista”. La tan ansiada independencia hoy reclamada, más o menos democráticamente,  no es sólo un simple deseo arbitrario de secesión sino un profundo sentimiento arraigado celosamente y transmitido entre el pueblo catalán, cuando no, heredado de abuelos a nietos y de padres a hijos, en un nuevo escenario político, social y económico que no se corresponde hoy con el vivido hace quinientos años pero que, sin embargo, perdura y madura en la memoria emocional y colectiva de la mayor parte de los catalanes. Por lo tanto, no puede considerarse sólo un capricho de una minoría sino, como ya he dicho, el fruto de una conciencia nacionalista generalizada que desea ver cumplido de inmediato su futuro.

De manera que, por la condición foránea que me atañe, no me encuentro en óptimas condiciones para opinar con la debida objetividad que se precisa sobre el deseo, casi unánime, de dar cumplimiento a una voluntad ancestral largo tiempo esperada de la que, por otra parte, sí que creo que también servirá para intentar ocultar del todo, bajo la gran y pesada alfombra estelada, la enorme corrupción llevada a cabo por numerosos políticos catalanes. Alfombra sobre la que, además, habrán de desfilar el 1º de Octubre, al compás de Els Segadors, millares de catalanes convencidos, camino de las probables urnas, en cuyos fondos, cubiertos ya de suficientes papeletas, se diluirán las muchas sospechas habidas por malversación de capitales, cohecho, prevaricación, etc., etc., que algunos honorables responsables esperan con entusiasmo que tal olvido se produzca, camuflado también entre tanta supuesta algarabía ciudadana. 

A partir de aquí, son muchas las dudas que, -en caso de una hipotética desconexión de España-, asaltarán a muchísimos ciudadanos que como yo, -foráneo y además ex funcionario jubilado de un Ayuntamiento catalán y con más de treinta años de residencia en Cataluña-, quedaríamos, por ejemplo, en una situación, cuando menos, de total desamparo y sin protección aparente, pendientes de una o doble ambigua nacionalidad que regularice nuestra nueva situación jurídica en una futura republicana Catalunya.