RETRODEZCAN

Este imperativo es del todo incorrecto pero me resulta más contundente que el original RETROCEDAN. Por lo tanto, si la Real Academia de la Lengua Española me lo permite, desde hoy en adelante haré uso exclusivo de él.
Con RETRODEZCAN pretendo dar a conocer parte de mi obra pictórica, escultórica, fotográfica y, en menor proporción, literaria y, a la vez, mantener una corriente de opinión sobre los acontecimientos de naturaleza artística de hoy día.
Espero que tomeis la sabia decisión de manteneros a una distancia prudencial de mis opiniones aquí vertidas que no siempre tienen por que ser del agrado de la mayoría; ¿o, sí?

martes, 17 de julio de 2018

LA PILA DE LA PLAZA DEL CHARCO

La memoria me confirma que algo no va del todo bien en el Puerto. Y no lo digo sólo yo sino también mi buen amigo Salvador García Llanos cuando se queja públicamente de la mutilación gratuita de ciertas tradiciones ligadas a las Fiestas en honor de la Virgen del Carmen del Puerto de la Cruz como ha sido este año la abolición de la EXPOSICIÓN DE MINIATURAS Y REPRODUCCIONES A ESCALA DEL MUELLE en la popular pila de la Plaza del Charco, presidida por esa elegante ñamera que aún vive desde antes de mi adolescencia hasta nuestros días y que no son pocos. Aún conservo documentos gráficos de los tiempos en los que el DINÁMICO era el DINÁMICO; y si lo afirmo de este modo es porque todo aquel que hoy día tenga mi misma edad o aproximada, estará de acuerdo conmigo en tal aseveración sin menoscabo de parecer insolente aunque sí con la suficiente edad como para no prestarle como se merece la importancia que tiene tal tradición.

De tal modo que hoy me parece más que oportuno ofrecer un testimonio gráfico que no tiene vuelta de hoja a pesar, o quizá por ello, de ser en blanco y negro y de cuando el DINÁMICO, como ya he dicho antes, era el DINÁMICO, con su terraza a plain air y con la incomparable y fresca sombra con que nos obsequiaban los frondosos laureles de Indias. 

EL LIDO Y LAS PISCINAS SAN TELMO

Mucho antes de que comenzaran las obras de las hoy piscinas de Martianez diseñadas por el artista canario ya fallecido Cesar Manrique, inmediatamente después de la ermita de San Telmo y ya en la Avenida de Colón, se encontraban las llamadas piscinas de San Telmo, cuyo propietario, creo recordar, era un británico afincado en la isla y de nombre Gilbert, Sr. Gilbert para más señas, a quienes sus empleados le rendían una pleitesía tan fuera de lo común que a mí me costaba mucho poder entender. Sea como fuere, el tal Gilbert había diseñado un complejo lúdico que aparte de las propias piscinas contaba además con una discreta y pequeña sala de fiestas llamada EL LIDO de SAN TELMO y sobre cuya pista muchos jóvenes de entonces asistíamos a bailar las tardes de los domingos a los compases de la orquesta de Leopoldo Ortí y cuyo vocalista no era otro que Rafa, un cantante del Puerto con una voz envidiable.



La foto que ilustra este artículo está tomada desde la avenida de Colón un día de mala mar pero a una hora que yo tenía perfectamente estudiada por los contraluces que se originaban en San Telmo y que ofrecían un espectáculo inigualable de contrastes y esplendor que me permitían jugar con ese ambiente que propiciaba además del oleaje, la casi imperceptible salinidad suspendida en el espacio iluminado.

La turista sentada en ese espacio desierto de las piscinas de San Telmo no ha dudado ni un momento a la hora de disfrutar de tamaño capricho de la Naturaleza mientras yo, a sus espaldas, captaba la bella escena desde la avenida de Colón.

SIEMPRE EL PUERTO

Esta sencilla composición fotográfica representa un sector de la calle de Las Lonjas del Puerto de la Cruz. La terraza al mar que anuncia la rupestre inscripción en la pared de la lonja de LOS GALINDOS corresponde a la del restaurante de entonces de la Cofradía de Pescadores y a la que se accedía a través de una vetusta escalera de madera después de franquear el quicio de la puerta que se intuye a continuación pero que no se ve. Por aquel entonces, década de los años 70, la terraza era más bien diminuta aunque también daba al mar y la comida,  sencilla pero gustosa, servida sobre honestos manteles de hule. Generalmente a base de pescado guisado o a la plancha y a precios asequibles. 

Desde aquella década el Puerto de la Cruz ha cambiado mucho  pero a la sazón también era igual de atractivo porque antes o después de comer allí, a la ida o a la vuelta, podías tropezarte en el muelle con un espectáculo gratuito de juegos infantiles difícil de olvidar y que ponía de manifiesto la extraordinaria habilidad de la juventud ranillera en perfecta comunión con la mar. Tal y como representa esta otra fotografía, con la Aduana parcialmente restaurada al otro lado del muelle. 

LO TERRENAL: FÚTBOL Y AVE

Los mundiales de fútbol 2018 en Rusia y el comienzo de las vacaciones veraniegas han eclipsado en cierta medida los últimos acontecimientos acaecidos en España en materia política y social. La caída de los dioses del fútbol (Cristiano, Messi y Neymar) con sus respectivas selecciones ha sumido a sus miles de seguidores en una apatía tal que ya empiezan a preguntarse si se merecen o no cobrar tantos cientos de euros por jugar a un deporte que mueve tantos millones y que, sin embargo, si exceptuamos a la selección francesa, esta vez los triunfadores hayan sido las modestas selecciones de Bélgica y Croacia con sus sabios centrocampistas. Cuando salga a la luz este distendido artículo, sabremos quién ha sido el ganador de estos mundiales. Mientras tanto, los distintos medios de comunicación continúan apartando las capas de cebolla que esconden los numerosos casos de corrupción que se le atribuyen a D. Juan Carlos mientras la cortesana Corinna llora amargamente las traiciones padecidas por aquel apuesto caballero que nunca fue su rey y, sin embargo, sí su mejor amante; por lo menos, el más rentable.

De modo que lo peor que le pudo haber ocurrido a la clase trabajadora española es haber soportado el gran fracaso que supuso la eliminación de España en “octavos” de la copa del mundo de selecciones porque, si no, de lo contrario, hubiéramos pasado por alto el trago amargo que hemos tenido que apurar como consecuencia de la ruptura mercantil y sentimental entre la bella cortesana Corinna y nuestro emérito Rey D. Juan Carlos.

Si sólo nos centramos en eso y obviamos el grave problema que representa en nuestro país distintos asuntos como el paro, las pensiones, la educación, los alquileres, etc., etc., no parece menos serio preguntarse si los ilustres amantes, con su abrupta ruptura, se habrán sentido más defraudados en lo mercantil que en lo sentimental y eso sí que debiera preocuparnos mucho porque así como los plebeyos o si lo prefieren, la plebe, estamos obligados a amarnos hasta la muerte cuando contraemos matrimonio, los reyes o los nobles en general parece ser que no lo están y la prueba está en que ni siquiera se les puede recriminar por ello aunque su cónyuge sí  se encuentre obligada a guardarle fidelidad de por vida.

La mala suerte de Corinna ha sido precisamente la de no haber sellado seriamente el compromiso contraído con D. Juan Carlos mediante un documento oficial en el que hubiera figurado una sencilla cláusula mediante la cual se exigía al Rey emérito a satisfacerla sexualmente por lo menos una vez a la semana y que, además, visto lo visto, le hubiera acarreado unos pingües beneficios aún mayores que la comisión pactada por la mediación de su regio amante en la contratación del AVE en Arabia Saudita.

sábado, 14 de julio de 2018

TESTAFERRA Y CORTESANA

Las veleidades del rey hoy emérito continúan estos días haciéndose cada vez más públicas a medida de que los equipos de investigación de algún medio de comunicación continúan descubriendo nuevas regias estrategias, previamente establecidas por Casa Real, que con la noble intención de haber tratado de burlar la entonces endeble vigilancia del que otrora fuera ministro de hacienda, Sr. Montoro, podría haberse beneficiado impunemente.

Sin embargo, lo atractivo de estos descubrimientos no sólo lo representa la realidad del  fraude supuestamente cometido por D. Juan Carlos a la hacienda pública a través de esa complicada ingeniería mercantil con sus testaferros y todo, con sus entramados de empresas offshore, con sus intrigas palaciegas, etc., etc. Lo que realmente hace atractivo a este nuevo caso de fraude fiscal no es otra cosa que la supuesta implicación de la que se dijo en su momento ser la amante del entonces rey, hoy emérito, y cuyo nombre no es otro que el de Corina. Pero como si se tratara de un drama del Siglo XV, aparte de haber entrado además en juego los Servicios Secretos del Estado, el comisario Villarejo, entre otros, uno de esos tantos primos de sangre azul que todavía tiene el rey emérito, de soslayo, también han entrado a formar parte de esta espesa trama su propia hija Cristina y su estirado esposo, el inepto Undargarín.

Por su parte y según ella, la bella y astuta cortesana Corina habría recibido como pago, sin su consentimiento ni conocimiento, entre otras cosas, unos miles de metros cuadrados de terreno en Marrakech para tratar, según cuentan, de que asumiera junto a Urdangarín las responsabilidades inherentes que se hubieren desprendido de la investigación llevada a cabo en su día por el caso Noos, con la única intención de salvar el honor y la honra de la mencionada princesa Cristina.

¡¡Absolutamente fabuloso!! Cómo en pleno siglo XXI podemos estar aun viviendo unos acontecimientos tan rocambolescos que llevados al teatro hace seis siglos hubieran significado el éxito absoluto del dramaturgo de turno.

¡VIVIR PARA VER!

lunes, 18 de junio de 2018

DÁCIL EN CONCIERTO EN SANTA CRISTINA D´ARO


La banda que acompaña a Dácil en sus conciertos
DANI COMAS: guitarras
PASTO MARTÍ: bajo
RAMÓN PRATS: batería
ALEX: teclados
DÁCIL LÓPEZ: voz, letra y música

Dácil presentó el pasado sábado su nuevo disco MAMÁ SHARK en  Santa Cristina d´Aro con un éxito absoluto, acompañada de su magnífico grupo.

















MARC PARROT: productor
JOEL CONDAL: ingeniero de sonido
GRABACIONES SILVESTRES: grabación, mezcla y masterizado
ABI GARCÍA: portada
NOEMÍ ELÍAS: fotografía

Dacilmusic
nacarmanagement@gmail.com
+34609352570
www.dacilmusic.com

viernes, 15 de junio de 2018

ÁVALOS Y HUERTA DIMITIDO




MINISTROS DEL PARTIDO SOCIALISTA ESPAÑOL

martes, 12 de junio de 2018

lunes, 11 de junio de 2018

RISTO MEJIDE Y PILAR URBANO

Ayer estuve muy atento a la entrevista que, el para mí falsario Risto Mejide, concedía en CUATRO TV a la excelente periodista, Pilar Urbano que, como todos ustedes saben, es considerada una auténtica especialista en temas relacionados con la Corona española. En dicha entrevista, amén de otras muchas confidencias, Pilar Urbano destacó la responsabilidad concedida por el destino a Felipe VI de poder acceder a la sucesión al trono incluso a costa de haber podido tener que renunciar a la celebración de su matrimonio con la que fuera en aquel momento la mujer elegida por él como consorte para el futuro reinado de España (nobleza obliga). Aun así, cabía otra posibilidad quizá más remota pero menos drástica aunque tampoco menos descartable y hubiera sido aquella otra en la que el Príncipe, por su parte, hubiera renunciado a la corona en favor del amor profesado a su por entonces novia Leticia Ortiz. 

Sin embargo, en ningún momento, durante la larga entrevista televisiva, se planteó tal probable decisión por parte del entonces príncipe Felipe  ante tal disyuntiva planteada, dando por hecho que, con toda probabilidad, Leticia hubiera tenido que aceptar a pies juntillas la posible disconformidad de los Reyes a su compromiso matrimonial con el entonces Príncipe Felipe.

A pesar de todo, ninguno de los dos profesionales barajaron, en ningún momento, la extrema posibilidad de que la propia Leticia, en virtud de sus propios intereses como mujer, hubiera podido, motu proprio, renunciar al serio compromiso de amor contraído en su momento con el Príncipe si éste no hubiera sido capaz de ser coronado, tal y como ella esperaba, futuro Rey de España. 

domingo, 10 de junio de 2018

CHANO MIRANDA Y LA BANDA MUNICIPAL DEL PUERTO DE LA CRUZ



Si hoy traigo a colación la publicación de esta antigua foto de archivo se debe principalmente a dos motivos bien distintos que, en mi modesta opinión, mueven a la reflexión. Por un lado, la entonces militarización de la Semana Santa en España y por el otro la ausencia de conciertos a cargo de la Banda Municipal del Puerto de la Cruz en la popular Plaza del Charco.

Los niños en general, siempre deseosos de poder tocar un instrumento, se sentían sumamente atraídos por pertenecer a cualquier banda de tambores y cornetas habidas en casi todos los pueblos isleños que le ofrecieran la más mínima posibilidad, aun a pesar de tener que padecer los rigores que en verano supone llevar consigo un pesado casco, polainas, guerrera abrochada hasta el cuello además de cargar con el instrumento elegido (foto 1). El enorme escudo metálico del pecho destinado a guardar las baquetas del tambor da una exacta idea de la época a la que pertenece la fotografía en cuestión.

Pero también existían otras bandas como las municipales, donde los niños, aparte de tener la ventaja de no parecer militarizados, podían elegir su instrumento favorito mientras aprendían solfeo y técnicas de digitación o embocadura.

Por lo que puede apreciarse en la foto que encabeza el reportaje, los niños del primer plano forman parte de la banda de cornetas y tambores de la CRUZ ROJA. Sin embargo, todos los otros que con uniforme azul caminan tras ellos pertenecen a la Banda Municipal del Puerto, en la época cuyo director era conocido popularmente por el nombre de CHANO y que en la foto aparece con aire un tanto circunspecto al tratar, con toda seguridad, de dirigir un repertorio algo más sombrío que de costumbre, como los destinados a los lentos acompañamientos de SEMANA SANTA.

Algunos jóvenes que conocí más tarde se sintieron sumamente agradecidos a la oportunidad que el director CHANO les concedió al enfrentarlos a unos instrumentos como el saxofón, el clarinete o la trompeta de los que más tarde serían auténticos virtuosos.

De modo que: ¡Muchas gracias, CHANO, por las tantas horas de música disfrutadas bajo tu desenfadada batuta mientras bajo la sombra que ofrecían los magníficos laureles de Indias del Bar Dinámico, en la preciosa Plaza del Charco, degustaba las más frescas cervezas de los años 70!