RETRODEZCAN

Este imperativo es del todo incorrecto pero me resulta más contundente que el original RETROCEDAN. Por lo tanto, si la Real Academia de la Lengua Española me lo permite, desde hoy en adelante haré uso exclusivo de él.
Con RETRODEZCAN pretendo dar a conocer parte de mi obra pictórica, escultórica, fotográfica y, en menor proporción, literaria y, a la vez, mantener una corriente de opinión sobre los acontecimientos de naturaleza artística de hoy día.
Espero que tomeis la sabia decisión de manteneros a una distancia prudencial de mis opiniones aquí vertidas que no siempre tienen por que ser del agrado de la mayoría; ¿o, sí?

Mostrando entradas con la etiqueta DEPORTES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DEPORTES. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de mayo de 2018

CICLISMO


Se acerca el verano y con las subidas de las temperaturas, aquí en Cataluña resulta corriente avistar a lo largo de los arcenes de las carretas comarcales equipos multicolores europeos que vienen a esta zona no sólo a entrenar sino también a aclimatarse con tiempo a las duras condiciones de calor que exige la Vuelta a España además de otras muchas competiciones de estío en Europa.

Vale la pena precisar que bajo tales condiciones climatológicas la visibilidad en carretera es impecable, nítida, por cuya razón no he llegado nunca a comprender aún cómo pueden ciertos automovilistas ocasionar atropellos tan graves y con resultado incluso de muerte.

He oído comentar muchas veces a cierto tipo de avezados automovilistas el incordio que supone para ellos encontrarse con uno o varios ciclistas circulando por carretera en su misma dirección sin tener en cuenta que esa misma tolerancia que debiera para con ellos es la que nos ha proporcionado presumir durante tantos años de grandes corredores a lo largo de la historia del ciclismo español.

Citemos los casos de Federido Martín Bahamontes, primer ganador del Tour (1959),  Luis Ocaña (1973), Perico Delgado, ganador del Tour de 1988, el propio Induraín, quién entre 1991 y 1995 ganara cinco Tours consecutivos en Francia, record de la hora en 1994, además de campeón del mundo de contrareloj (1995) y, por si fuera poco, campeón olímpico de cotrarreloj (1996), Oscar Pereiro (2006), Carlos Sstre (2008), Alberto Contador (2007, 2009). 

A todos ellos y a los otros muchos que todavía siguen entrenándose por esas interminables rutas comarcales de España, les debemos un serio respeto a sus ímprobos esfuerzos, a esa soledad del corredor de fondo que nos anima a levantar el pie del acelerador durante unos segundos y guardar la distancia de seguridad que garantice su equilibrio, su salud, su vida. El poco tiempo perdido por cualquier automovilista con esta tolerancia recíproca, podrá ser recuperado sin ninguna dificultad a lo largo de los próximos cien metros de carretera despejada y seguir manteniendo así la esperanza en los futuros triunfos que, -con nuestra humana colaboración-, nos hagan sentir felices a todos. A ellos por su tesón y éxitos a conseguir y a nosotros por nuestra modesta colaboración en carretera.

martes, 20 de marzo de 2018

EL MESSIAS

Desde hacía ya algún tiempo, muchos esperaban con una cierta ansiedad la llegada redentora del MESSIAS pero por fortuna no llegó solo, lo hizo, sin saberlo, a la par de otro falso aunque alto, bien parecido, famoso y, para más señas, portugués.

Sin embargo, hasta muy entrado el último decenio del siglo XXI, nadie estaba seguro de quién sería el auténtico hasta que su equipo, en el que militaba desde niño, continuaba siendo imbatido hasta poco antes de acabar la liga española 2017-2018.

Al contrario que el falso, el MESSIAS nunca se preocupó de ser el mejor sino de ser él mismo, de tal modo que en tal sentido nunca estuvo condicionado por la obsesiva competitividad que derrochaba el portugués. Su diferencia de estatura, al contrario de lo que pudiera parecer, jugaba también a su favor. No necesitaba subirse a la bicicleta para deshacerse de un contrario, bastaba con un quiebro de cobre para poner pies en polvorosa en dirección al área contraria mientras el falso, para conseguir el mismo resultado, necesitaba siempre pedalear vertiginosamente y auxiliarse de la extraordinaria rigidez de aluminio que le proporcionaba su esbelta y elegante figura.

El que había de venir entraba al terreno de juego caminando, como quien entra en un espacioso laboratorio alfombrado de hierba dispuesto, una vez más, a investigar, a reducir los riesgos que comporta su estilo de juego, sin posición fija pero eficaz y a partir de ahí, seducir a los miles de admiradores que, desde siempre esperaron pacientemente su llegada desde el principio de los tiempos.

El falso hacía siempre su entrada con un par de elásticos saltos como para impresionar a la grada y desde luego lo conseguía pero la humildad del MESSIAS eclipsaba por completo la extraordinaria presencia física y también goleadora del portugués.

De no haber coincidido ambos en el mismo espacio y tiempo en que lo hicieron, el gran público nunca hubiera podido distinguir al falso del auténtico pero la mala suerte del portugués consistió precisamente en eso, en coincidir en la misma época con el MESSIAS.

jueves, 9 de marzo de 2017

F.C. BARCELONA versus PARÍS SAINT GERMAIN

A pesar de haber llegado a jugar al fútbol desde infantiles hasta segunda regional, jamás se me hubiera ocurrido escribir nada sobre este popular deporte hasta hoy 8 de Marzo de 2017 cuando son ya las onces de la noche en Cataluña. Lo hago después del impresionante partido jugado por el Barça frente al París Saint Germain con la victoria del primero por 6-1, mínimo suficiente para eliminar a los franceses con una épica victoria como antes no había sucedido a lo largo de los años transcurridos de competición de la copa europea. Muchos afirman que la fe mueve montañas pero remontar el 4-0 del partido de ida frente a un París Saint Germain se me antoja mucho más difícil todavía que atravesar a pies descalzos los Pirineos que separan a España de Francia, máxime si el equipo local, además,  ha encajado en el segundo tiempo un inesperado gol en el Camp Nou durante el partido de vuelta.

No voy a entrar en el análisis del partido sino en anunciar la sorpresa que para mí supuso la gran gesta llevada a cabo por unos jóvenes que no dieron en ningún momento la competición por perdida, ni siquiera a falta de cinco minutos para su finalización. Querer es poder.

Ayer me alegré mucho con la victoria del Madrid frente al Nápoles, aún a sabiendas hoy que el magnífico defensa que es Ramos no podrá dormir tranquilo esta misma mágica noche. ¿Acaso teme una final de Champions frente al Barça?

También yo, ante al televisor y confortablemente acomodado en el sofá de mí casa, pasé por momentos de bastante incertidumbre y agobio durante el desarrollo del encuentro pero, en mi fuero interno, presagiaba con firmeza que el milagro podría producirse de un momento a otro. Y así fue; el joven Sergi Roberto lo logró.







Si es cierto como parece que Luis Enrique abandonará la próxima temporada el banquillo del F.C. Barcelona, no cabe la menor duda  de que se llevará consigo un nuevo e insólito triunfo en sus alforjas de técnico de fútbol al lograr, no sin cierta modestia, que su equipo pasara esta noche de gloria a cuartos de la Champions con una victoria tan comprometida como brillante.

Para terminar y de manera totalmente amistosa y deportiva, quiero felicitar al Sr. Chaves por la contundente victoria ayer del Madrid sin que, a ser posible, lamente tan profundamente, la también magnífica victoria obtenida hoy por el Barça. ¿Nos veremos en la final?


lunes, 16 de enero de 2017

HABLAR BIEN CONSERVA LA DENTADURA

En relación con esas desagradables imágenes  emitidas en Tv. de dos padres en Gran Canaria enfrentados entre sí a puñetazos mientras presenciaban un partido de fútbol infantil en el que jugaban sus propios hijos, debo expresar mi más enérgica repulsa y condena a sucesos de estas características, que considero más propios de sólidos energúmenos que de auténticos aficionados a cualquier deporte, incluido el fútbol.




Sin embargo, haciendo un análisis pormenorizado de dicho reprobable enfrentamiento y desde un punto de vista estrictamente técnico y a espaldas de cualquier consideración de índole moral así como al margen de toda reflexión ética, ésta pelea nunca debió haber tenido lugar. Y no debió de haber ocurrido a causa de las especiales condiciones en que la llevaron a cabo. Me explicaré.

Primero: Tras el supuesto insulto, el menos alto de los dos, el que queda frente a la cámara, retrocede tímidamente hasta subirse en el pretil que sujeta la valla y conseguir de ese modo una altura favorable que le permita propinar cómodamente  a su oponente un cabezazo (en el argot: morrada, morrazo o morretazo) certero que desgraciadamente no conseguiría y haber zanjado así la pelea por sorpresa.

Segundo: Si no estás completamente seguro de cumplir tu objetivo, jamás debes de intentar infligir un cabezazo a tu adversario. Esta primera  intención provoca en el contrario, sobre todo si es canario, una reacción sin límites al considerar que has pretendido golpearle por sorpresa (a traición)  y que de haber logrado tu objetivo se hubiera visto fuera de combate en cuestión de segundos. Este drama en el que el adversario se cree víctima, resulta más que suficiente como para generar una violencia tan fuera de control como el caos que provoca un terremoto de magnitud 6,9 en la escala de RICHTER, que en realidad es lo que ha ocurrido.

Tercero: Cuando afirmo que la pelea no debió haber ocurrido nunca es porque doy por hecho que la diferencia de peso entre ambos contendientes resultaba más que notable. Pero eso no es todo; el más pesado, en mi opinión, aparte de los kilos que de por sí obraban en su favor, contaba además con una ligera ventaja añadida por cuanto parecía evidente que él mismo fuera conocedor de cierta técnica en la práctica del boxeo. A partir de que su adversario errara el cabezazo inicial,  se desataría  de improviso en él la furia suficiente con la que se dedicara de inmediato a lanzar una oleada tan rápida de crochets de izquierda y derecha, con tanto ahínco, que a la postre culminaría con esa especie de K.O. técnico, al parecer pactado entre ambos  y con el que se saldara la vergonzosa pelea  que, una vez finalizada, conduciría a su adversario a la clínica más próxima para tratar de recuperarse de las múltiples secuelas sufridas durante el sangriento enfrentamiento. Suerte que en Las Palmas no hay río, si no, la sangre, con toda seguridad, hubiera llegado hasta allí.

En cualquier caso, lo visto ayer en el partido de fútbol que enfrentaba al Sevilla con el Real Madrid, no ayuda mucho a intentar erradicar de una vez para siempre la violencia que se genera en los terrenos de juego. No creo que ningún jugador de cualquier deporte, se merezca el trato denigrante que recibió ayer Ramos por parte de sus paisanos

Los tiempos han cambiado mucho. Recuerdo que cuando éramos jóvenes y carecíamos todavía de la suficiente educación necesaria como para evitar los retos lanzados por nuestros adversarios de barrio, nos veíamos en el trance de no poder resistirnos a pelear y lo hacíamos simplemente por una cuestión de falso honor. Sin embargo, a nuestra manera y de común acuerdo, respetábamos unas reglas ya preestablecidas por las que estos enfrentamientos múltiples o individuales no desembocaban jamás en tragedia.

Con el tiempo aprendí de los cubanos una frase hecha que por simpática no deja de sonar a seria advertencia: "HABLAR BIEN CONSERVA LA DENTADURA"

.

miércoles, 4 de enero de 2017

LA ÚLTIMA VEZ QUE EL C.D. TENERIFE SUBIÓ A PRIMERA DIVISIÓN



No sin cierta nostalgia por todo lo que acontecía en Tenerife en materia deportiva, en el año 2009 tuve que cubrir una noticia de fútbol en calidad de fotógrafo en el campo Montilivi de GIRONA entre el equipo local y el Club Deportivo Tenerife y que aquel año se disputaban el ascenso a 1ª división. En aquella ocasión el 
Tenerife ganó por 1-0 y, al parecer, esa fue la última vez que lo logró. 
De aquel reportaje conservo una serie de fotos que por su especial relevancia fueron publicadas entonces en la prensa local gerundense y que con mucho gusto hoy pongo a disposición de los seguidores del C.D. Tenerife como homenaje al soporte con el que el Club fue asistido entonces por parte de sus incondicionales seguidores.
Como profesional que he sido en el ámbito de la fotografía, debo advertir que desde el césped, las cosas se ven de muy distinta manera y esa otra manera de ver las cosas incide de forma notable en, por ejemplo, los encuadres y prueba de ello lo son aquellas que hoy, después de ocho años, presento aquí como primicia.
 Abajo a la derecha la cara de satisfación del entrenador OLTRA por la victoria
 A la izquierda la Sra. Oramas celebra el único gol del partido a cargo del C.D. TENERIFE






sábado, 5 de septiembre de 2015

ATLÉTICO PORTEÑO



De izquierda a derecha y de pie, LUIS GARCÍA, FITO, SOCAS, ¿? , ZOILO, ANTONIO, ISRAEL y JOSÉ HERNÁNDEZ.
Agachados, MELCHOR, PEPE ZAMORA, ENCHO MOLINA, PEDRO CARBALLO Y JESÚS

Hacía ya mucho tiempo que intentaba encontrar cualquier foto relacionada con mi época deportiva y "futbolera" de mi paso por el ATLÉTICO PORTEÑO, club de futbol hace tiempo desaparecido y, en realidad, ensombrecido también por la grandeza entonces de aquel otro Club llamado PUERTO CRUZ.
De los que posan de pié,  soy el más alto, el quinto por la izquierda. 
Anteriormente yo había militado en las filas del ARGUIJÓN  en la Cuesta pero una vez trasladado al Puerto de la Cruz, fiché por el PORTEÑO donde años más tarde me retiré. 
Recuerdo que años después,TENA formó un equipo patrocinado por el SUPERMERCADO 2000 que con el mismo nombre participamos en un campeonato amateur que aquella temporada ganamos y donde vencimos al todopoderoso PLAYA donde jugaban entre otros JOSÉ MARIA, PIQUI FERNÁNDEZ, MANOLITO YANES, etc., etc.
La foto ha llegado a mi poder a través de SALVADOR GARCÍA LLANOS que a su vez la encontró en un Blog de Antonio Plasencia quién es el propietario del original y que yo, con su anticipado permiso, la hago pública en mi Blog no sin antes darle las gracias por su tolerancia para su difusión.